CONCEBIR

CONCEBIR

ENTENDIENDO LA FERTILIDAD

DE LA OVULACIÓN AL EMBARAZO

Qué es la ovulación?

Todos los meses, tus ovarios producen un grupo de óvulos que crecen dentro de pequeños sacos llamados folículos. La ovulación sucede cuando uno de estos óvulos rompe su folículo, generalmente unas dos semanas antes de que llegue su período.

Tus días más fértiles son los que conducen a la ovulación. En este momento, el moco cervical es más resbaladizo para ayudar a que los espermatozoides lleguen al óvulo a tiempo para fertilizarlo. Revisar tu moco cervical puede ayudarte identificar tu ovulación, por lo que es útil saber cómo hacerlo. Descubre cómo funciona.

¿Cómo ocurre la fertilización?

Cuando el óvulo sale del folículo, desencadena la liberación de una hormona que espesa el revestimiento del útero para prepararlo para la llegada del óvulo. Mientras tanto, el óvulo ha viajado a la trompa de Falopio, donde permanece durante 24 horas esperando a que un espermatozoide lo fertilice.

Si el óvulo no se fertiliza, pasará a través del útero y se desintegrará, y el revestimiento engrosado del útero se expulsa del cuerpo a través del período y el proceso de ovulación comienza nuevamente.

Si un espermatozoide sobrevive su viaje a través de la vagina hacia el cuello uterino y más allá hasta la trompa de Falopio, puede penetrar el óvulo y fertilizarlo. Después de eso, no pueden ingresar más espermatozoides al óvulo.

¿QUÉ PUEDES HACER PARA MEJORAR TUS OPORTUNIDADES?

Haz pequeños ajustes

Una dieta bien equilibrada y un estilo de vida saludable pueden ayudar a sus posibilidades de concepción y preparar su cuerpo para un embarazo exitoso. Tanto tú como tu pareja pueden podríais reducir el consumo de alcohol, dejar de fumar, hacer mucho ejercicio y complementar la dieta con vitaminas, como ácido fólico y zinc. Habla con tu médico de cabecera para averiguar qué es lo mejor para ti.

Conoce tus días fértiles

El momento de la ovulación difiere de una mujer a otra dependiendo de la duración de su ciclo, e incluso puede diferir de un mes a otro. Puedes realizar un seguimiento de tus días fértiles mediante una prueba de ovulación o monitoreando tu ciclo a través de una aplicación.

También puedes averiguar cuándo eres fértil observando la consistencia y el color de tu flujo vaginal. Este es tu moco cervical, y puedes observarlo tu misma. A medida que te acercas a la ovulación, cambia su consistencia para ser más amigable con los espermatozoides. Cuando éste es claro y elástico como la clara de huevo cruda, eres más fértil. Cuando es pegajoso o cremoso, eres menos fértil.

También puedes hacer un seguimiento de tu ovulación controlando la temperatura basal de tu cuerpo (tu temperatura en reposo completo), que aumenta cuando estás ovulando.

Estar sano e informado es el primer paso. La Copa de concepción FERTI·LILY puede ayudar a aumentar tus posibilidades de concepción. Al usarlo en tus días más fértiles, estás mejorando las probabilidades cada vez que lo intentas. Descubre cómo funciona.

DIFICULTADES PARA CONCEBIR

Cuánto tiempo debe llevar

Ya se trate de un embarazo primerizo o no, es totalmente normal tener que intentarlo por un tiempo antes de quedarse embarazada. De hecho, estadísticamente hablando, es más probable que concibas después de intentarlo durante un año que si solo lo intentas durante un mes. La probabilidad acumulada de concebir después de tres, seis y doce meses intentándolo se estima en 68%, 81% y 92%, respectivamente. ¡Así que sigue!

Los efectos del estrés

Hay muchas cosas por las que sentirse estresado en el día a día, y la presión de tratar de quedarse embarazada puede aumentar la ansiedad. Cuando no sucede de inmediato, te preocupa que el reloj esté corriendo y comienzas a probar todo lo que se te ocurre para acelerarlo. Pero lo mejor que puedes hacer es tratar de relajarte. El estrés afecta tu fertilidad y preocuparse por eso sólo lo empeora.

Edad y Fertilidad

Cuando más fértil es una mujer, a la edad de 22 años, tiene un 20-30% de posibilidades de concebir cada vez que lo intenta. A los 35 años, las posibilidades han disminuido hasta en un 50%, mientras que a los 30 años, el recuento de espermatozoides de tu pareja ha disminuido en más de un 30%. El hecho es que cuanto mayor seas, menor será la probabilidad, pero la mayoría de nosotras no intentamos quedarnos embarazadas a los 22 años, y muchas mujeres se quedan embarazadas con más 35 años. Ayuda a empujar a la naturaleza en la dirección correcta haciendo lo que puedas para inclinar las probabilidades a tu favor.

Scroll hacia arriba